Doña Francisquita


Otra obra en nuestro repertorio de coros de zarzuela es el Coro de románticos de Doña Francisquita, compuesta por Amadeo Vives.
«Se la considera como una de las más grandes obras de la zarzuela, sentando modelo dentro del género grande. El libreto, basado libremente en la comedia de Lope de Vega, retrata el Madrid romántico de una manera poética y fiel, creando cuadros de gran colorido y viveza, sin caer en la mera recreación histórica, siendo esta una obra llena de frescura. Por sus características puede definirse también como una ópera cómica de gran calidad.
En el apartado musical se aprecia el gran genio de Amadeo Vives al reflejar en su música el alma de Madrid, al crear grandes páginas líricas como la «Canción del ruiseñor» o la romanza «Por el humo se sabe», a otras de sentido popular y gran colorido como el animado pasacalle de estudiantes y modistillas, o el conocido fandango del baile de cuchilleros.
Esta obra cuenta con un nutrido grupo de anécdotas desde su gestación hasta el estreno, ya que pasó muchas vicisitudes antes de conseguir el éxito que la ha hecho pasar a la posteridad.»

«La comedia lírica en tres actos Doña Francisquita tiene un texto original de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw. La música es de Amadeo Vives. Fue estrenada el 17 de octubre de 1923 en el Teatro Apolo de Madrid.
Está basada en La discreta enamorada, de Lope de Vega, que a su vez se inspiró en un cuento del Decamerón, la narración tercera de la jornada tercera, en que Pampinea fue el “precedente” de Francisquita, el fraile el de Don Matías y el caballero el de Fernando. La acción se retrasa dos siglos respecto a la contemplada por Lope, con lo que, además, queda salpicada del madrileñismo cantado por Galdós y por Mesonero Romanos. 
El argumento presenta la historia del amor de Francisquita por Fernando que ni lo nota, absorbido como está por una cómica: Aurora la Beltrana, que no le corresponde. Francisquita cortejada por el padre de Fernando se deja querer y lo alerta contra su hijo, logrando, de esta manera, interesarle. En realidad leyendo la canción del ruiseñor nos enteramos de todo, pues “la rosa que languidece de casto amor” es Francisquita, “el ruiseñor” es Fernando, “el zángano zumbador” es Don Matías y “la otra flor” es Aurora. Esta trama principal se desarrolla en un ambiente castizo que capta sensacionalmente el espíritu del pueblo de Madrid tal como lo entendió Vives, cuya pretensión con esta obra fue “hacer una Verbena de la Paloma en tres actos”. »
Isaac Albéniz dijo que si Vives hubiera buscado componer de una manera más universal, probablemente habría sido una figura internacional importante. Aspiraba a convertirse en un compositor sinfónico, pero nunca siguió esta ambición. Webber comentó: "Tal vez simplemente le faltó la confianza para dar el salto. En su libro autobiográfico Sofía (1923) pinta un revelador retrato de una figura ansiosa, que sufre de varias discapacidades físicas, y nunca satisfecho del todo con ser sólo el primer compositor de zarzuela de su tiempo".

Zarzuela completa Doña Francisquita
Música de Amadeo Vives.
Libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw.
Representación de Diciembre de 2014 desde el Théâtre du Capitole de Toulouse.
Con Elisandra Melian, Clara Mouriz, Joel Prieto, Miguel Ángel Lobato, Jesús Álvarez, Pilar Váquez, Leonardo Estevez, César San Martín y Marga Cloquell.
Emilio Sagi, director de escena.
Versión íntegra en castellano y con subtítulos en francés.


Comentarios

Seguir por correo electrónico