Los cuentos de Hoffmann · Jacques Offenbach

Jacques Offenbach (nacido Jakob Eberst Offenbach, Deutz, Colonia, Confederación Germánica, 20 de junio de 1819-París, 5 de octubre de 1880) fue un compositor y violonchelista católico francés de origen judeoalemán, casado con la francoespañola Herminia de Alcain. Creador de la opereta moderna y de la comedia musical, compuso casi toda su obra en francés.
Nació en el seno de una familia judía. Sus padres fueron el encuadernador, profesor de música y compositor Isaac Juda Eberst y Marianne Rindskopf, quienes poco antes de su nacimiento cambiaron su apellido por el nombre de la ciudad natal del padre, Offenbach del Meno, cerca de Fráncfort.
Estudió violonchelo y violín. En 1833 se trasladó a París, donde fue discípulo de Luigi Cherubini en el Conservatorio. Fue violonchelista de diversas orquestas, entre ellas la de la Opéra-Comique.


En 1844 hubo de convertirse al catolicismo a fin de poder casarse con la española Herminia de Alcain —cuyo nombre en francés es Herminie d'Alcain— de 18 años de edad. En 1848 huyó de Francia ante los sucesos revolucionarios que se produjeron. Volvió al año siguiente, cuando fue nombrado director de orquesta en el Théâtre français.
En 1855 fundó el teatro «Bouffes Parisiens», donde llevó a escena sus propias obras, que reflejan la joie de vivre de su época, con humor e irreverencia. La Belle Hèléne es una apología del ménage a trois. También presentó divertidas adaptaciones de otros genios de la música como G. Rossini, cuya ópera Il signor Bruschino logró realizar con gran éxito.
Con la caída del Imperio de Napoleón III sus gustos se resistieron y creó el Théâtre de la Gaité, fracasando en él. Dio una gira por Estados Unidos, también sin mucho éxito. Su ascendencia alemana le granjeó enemigos después de la guerra franco prusiana; reflejó con ironía a estos enemigos representándolos en sus operetas, aunque estos personajes fueran de la Antigüedad.
Según Karl Kraus, Offenbach «cumple la función de remediar la estupidez, darle un respiro a la razón y estimular la actividad mental». Su obra más seria y ambiciosa fue Los cuentos de Hoffmann, que no llegó a concluir a causa de su muerte en 1880. Sus restos reposan en el cementerio de Montmartre.


Los cuentos de Hoffmann (título original en francés, Les contes d'Hoffmann) es una ópera en tres actos, con prólogo y epílogo, música de Jacques Offenbach y libreto en francés de Jules Barbier. Se basa en una obra que el propio Barbier y Michel Carré habían escrito sobre cuentos de E. T. A. Hoffmann. El mismo Hoffmann es un personaje de la ópera, como él mismo hacía en muchas de sus historias.
Barbier, junto con Michel Carré, había escrito una obra, Les contes fantastiques d'Hoffmann (Los cuentos fantásticos de Hoffmann), producida en el Teatro Odeón de París en 1851, que Offenbach había visto.
Los cuentos de Hoffmann forma parte del repertorio operístico, se han realizado algunas grabaciones y se suele interpretar con regularidad. En las estadísticas de Operabase aparece la n.º 30 de las cien óperas más representadas en el período 2005-2010, siendo la 2.ª en Francia y la primera de Offenbach.
En épocas recientes se ha manifestado en los teatros de ópera una tendencia a eliminar los recitativos y a sustituirlos por diálogos hablados, como era la intención de Offenbach. Por otra parte, aunque se vienen dando los tres actos en el orden Olympia-Giulietta-Antonia, la intención de Offenbach fue, como queda claro por las referencias en el prólogo y en el epílogo, que la última fuese Giulietta. En varias ocasiones se ha representado de este modo.


Idealmente, las tres intérpretes, que no son sino diferentes encarnaciones de los amores de Hoffmann, deberían ser interpretadas por la misma cantante, lo que no siempre ha ocurrido. Pero es normal, en los mismos supuestos dramáticos, que los cuatro papeles de "villano" (Lindorf, Coppelius, Miracle y Dapertutto) sean interpretados por el mismo barítono, ya que los cuatro son encarnaciones diferentes del mismo genio del mal que en cada ocasión frustran a Hoffmann. Algunos otros papeles pueden ser doblados.


El número más famoso de la ópera es la "Barcarolle" (Belle nuit, ô nuit d'amour), que se interpreta en el Acto III. Curiosamente, el aria no fue escrita por Offenbach pensando en Los cuentos de Hoffmann. La escribió como "Canción de los elfos" en la ópera Die Rheinnixen (Las hadas del Rin), que se estrenó en Viena el 8 de febrero de 1864. Offenbach murió con Los cuentos de Hoffmann inacabados. Ernest Guiraud completó la partitura y escribió los recitativos para el estreno. También incorporó este extracto de una de las tempranas y largo tiempo olvidadas óperas de Offenbach, en la nueva ópera.13 La barcarola inspiró al compositor inglés Kaikhosru Shapurji Sorabji para escribir su Passeggiata veneziana sopra la Barcarola di Offenbach (1955–56). Moritz Moszkowski también escribió una transcripción para virtuoso. La barcarola se ha usado en muchas películas, incluyendo La vida es bella y Titanic. También proporcionó la melodía para la interpretación de Elvis Presley de la canción "Tonight Is So Right For Love" en la película G.I. Blues (1960).



Comentarios